Trucos al alcance de todos para aprender idiomas.

 

aprenderSi quieres aprender un idioma pregúntate las razones. La motivación es lo más importante en todo lo que hacemos y para aprender un idioma se necesita mucha pues implica una considerable inversión de dinero y, sobre todo, tiempo (nuestro bien más preciado).

Es como ir al gimnasio, propósito por excelencia de comienzo de cada nuevo año. Quiero estar delgado/a para el verano, quitarme unos kilillos de aquí y allá…. pero lo cierto es que de este pensamiento al acto de acercarnos al gym más cercano y apuntarnos va un gran trecho. Y más si pensamos en mantener nuestra asistencia regular durante los próximos meses.

Con este ejemplo quiero expresar que una motivación a corto plazo o esperando un resultado inmediato no sirve. El impulso aparece y se va con la misma rapidez que aparecerán de nuevo esos kilos perdidos durante el siguiente verano. Lo mismo ocurre con la titulitis y la necesidad de un certificado de nivel en los idiomas (esto último merece otra entrada en el blog).

Antes de comenzar un curso de inglés tendríamos que analizar el compromiso que tenemos con nosotros mismos. Muchas veces termina uno por no ir a las clases y retrasar la tarea por excusas o planes de carácter más inmediato.

Aquí es importante la profesionalidad de las escuelas y su compromiso con el estudiante. No solo limitarse a cobrar y prestar un servicio. Muchas veces el alumno deja de asistir y le cuesta tanto retomar otra vez la tarea que sin apoyo exterior puede hacerse muy cuesta arriba.

Que te hagan una entrevista personal para conocer tus necesidades y tu nivel de partida es fundamental para que te puedan aconsejar un camino u otro. Pero no temas. Un profesor o academia realmente profesional no intentarán venderte el curso más caro o más largo. Te dirán la verdad por amarga que ésta sea, y la verdad es que sólo por asistir a clases no vas a aprender un idioma.

Aprender un idioma implica un gran compromiso con uno mismo como hemos dicho al comienzo, además de motivación. A esto último puede ayudarte la academia/profesor o si eres una persona selfmotivated, te será mucho más fácil!!

Volviendo al ejemplo de perder peso. Hay que tomar medidas globales. No vale con ir al gym un dia o dos a la semana, o tres. Si no lo acompañas de una comida saludable, unos hábitos de vida que no te empujen al sedentarismo, no alcohol, etc. En resumen, vida sana en su conjunto.

Si ya te has decidido y te has apuntado a un curso de inglés, sea por la razón que sea, no lo hagas a medias. Acompaña las clases con buenos profesores (si son nativos mejor que mejor, por aquello del acento y la pronunciación), cambia el idioma en tu móvil, bajate apps con podcast que te interesen para practicar el listening incluso mientras cocinas, lee libros en inglés si eres de leer, o artículos, o periódico en versión inglés que hay disponibles mil en internet. Intenta asistir a grupos de intercambio de idiomas que hay en tu ciudad gratuítos (ve solo/sola o arrastrando a otros amigos/as). Cuando veas la tele cambia el idioma o intenta engancharte a series en inglés (si necesitas subtítulos al principio, también están disponibles).

En resumen APROVECHA LA INVERSIÓN E INTENTA DARLO TODO. Verás cómo así, sí que sí aprendes el idioma y le coges el gusto, que es lo fundamental para luego no dejarlo. Ya sabes, es como cuidar tu cuerpo, lo importante es mantenerse y ser constante.

 

Mens sana in corpore sano
Tagged on:         

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 
%d bloggers like this: